AtenciónINNOVACIÓNORIENTACIONES METODOLÓGICAS

Por qué los niños no deberían estar quietos en clase.

Por qué los niños no deberían estar quietos en clase, es la traducción de un artículo publicado ayer en The New York Times, y lo que viene abajo la traducción de este interesante artículo que creo que deberíamos leer todos.

Why Kids Shouldn’t Sit Still in Class

Siéntate quieto. Es el mantra de cada aula.

Pero eso está cambiando a medida que se acumula evidencia de que hacer pausas breves de actividad durante el día, ayuda a los niños a aprender y estar atentos en clase.  En las escuelas (estadounidenses) se están adoptando un número creciente de programas diseñados para promover el movimiento.

“Necesitamos reconocer que los niños están predispuestos al movimiento”, dice Brian Gatens, el superintendente de escuelas de Emerson, N.J. “En las escuelas, a veces vamos contra la naturaleza humana al pedirles a los niños que se queden quietos y se mantengan en silencio todo el tiempo”.

“Caemos en esta trampa de que si los niños están en sus pupitres o mesas con la cabeza baja y están en silencio y escribiendo, creemos que están aprendiendo”, agregó Gatens. “Pero lo que hemos encontrado es que el tiempo de actividad, usado para energizar tu cerebro, hace que todos esos momentos sean mejores”, o más productivos.

Un informe de 2013 del Institute of Medicine concluyó que los niños que son más activos “muestran una mayor atención, tienen una velocidad de procesamiento cognitivo más rápido y un rendimiento mejor en las académicas estandarizadas en comparación con los niños que son menos activos.” Y un estudio publicado en Enero de por la Universidad de Lund en Suecia muestra que los estudiantes, especialmente los niños, que tienen educación física diaria, tienen mejores resultados en la escuela.

“La actividad física diaria es una oportunidad para que una escuela normal se convierta en una escuela de alto rendimiento”, dijo Jesper Fritz, estudiante de doctorado de la Universidad de Lund y médico del Skane University Hospital de Malmö, quien fue el autor principal del estudio.

“La actividad ayuda al cerebro de muchas maneras”, dijo James F. Sallis, profesor de medicina familiar y salud pública de la Universidad de California en San Diego, quien ha investigado la asociación entre las pausas de actividad y el comportamiento en el aula.” La actividad estimula más vasos sanguíneos en el cerebro para soportar más células cerebrales. Y hay de que los niños activos hacen mejor las estandarizadas y prestan más en la escuela.”

John Ratey, profesor asociado de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard y autor de ” Spark: The Revolutionary New Science of Exercise and the Brain (Chispa: La Nueva Ciencia Revolucionaria del Ejercicio y el Cerebro)”, dice: “El movimiento activa todas las células cerebrales que los niños están usando para aprender, despierta el cerebro.”

“Además,” agrega, “hace que los niños quieran venir a la escuela más, es divertido hacer estas actividades”.

Pero no todos los distritos escolares (en los EEUU) están aceptando la nueva tendencia de las pausas para moverse.

“Al final, con sólo seis y al día, nuestra prioridad es académica”, dice Tom Hernández, director de relaciones comunitarias del Distrito Escolar de Plainfield, Illinois, a unos 40 kilómetros al suroeste de Chicago. Tom explica que bajo la ley estatal, las escuelas proveen clases diarias de educación física y que los maestros en el distrito encuentran maneras de dar a los estudiantes tiempo durante el día para refrescarse y recargarse.

“Los niños no tienen la intención de quedarse quietos todo el día y absorber información”, dice Steve Boyle, uno de los cofundadores de la Asociación Nacional de Alfabetización Física, que tiene como objetivo llevar el movimiento a las escuelas. “Los adultos tampoco están hechos de esa manera.”

La asociación del Sr. Boyle ha presentado una serie de videos de tres a cinco minutos llamados “BrainErgizers” que están siendo utilizados en escuelas y clubes de niños y niñas en 15 estados y en Canadá, México, Irlanda y Australia. Una versión del programa está disponible sin costo alguno para las escuelas.

El programa está diseñado de manera que de tres a cinco veces al día, los maestros pueden reservar unos minutos para que sus estudiantes vean un video y sigan las señales dadas por los instructores. En un video típico, los instructores son estudiantes universitarios de todas las formas y de la Universidad de Connecticut que hacen un rápido calentamiento y luego llevan a los niños a través de un mini entrenamiento con movimientos de varios deportes: béisbol, baloncesto y triatlón. A esto le sigue un tiempo para relajarse.

“Al final de la semana, los niños tienen una hora o más de movimiento, y todo se hace en el aula sin equipo especial”, dijo Boyle. “No estamos buscando reemplazar las clases de gimnasia, estamos tratando de dar a los niños más minutos de movimiento por semana. Y mediante la introducción de deportes en los videos, dando a los niños una oportunidad de probar deportes que han podido intentar nunca antes. “

Julie Goldstein, directora de la Breakthrough Magnet School en Hartford, Connecticut, dice que su escuela ha estado usando BrainErgizers desde la primavera de 2015.

Es fácil de implementar para los maestros, y “es fácil de seguir para los estudiantes”, dice la Sra. Goldstein. El programa “les ha ayudado a concentrarse y elevar su nivel de energía en el aula”.

Scott McQuigg, director ejecutivo y cofundador de GoNoodle, un programa de movimiento en el aula usado en más de 60,000 escuelas primarias en los Estados Unidos, da crédito a la iniciativa “Let’s Move” (“Vamos a Movernos”) de Michelle Obama, ayudando a llevar el movimiento y la salud de los niños a la conciencia pública .

“Llamamos a esto Movimiento del Movimiento”, dijo McQuigg. “Si invertimos entre tres y cinco minutos para que nuestros niños se muevan en el aula, de hecho vamos a optimizar los próximos 45 minutos para aprender. Esa pequeña inversión en el tiempo tiene un gran rendimiento para los profesores”.

GoNoodle, que ofrece videos gratuitos y pagados, tiene como objetivo entretener a los niños mientras se están moviendo, dijo McQuigg. GoNoodle y otros videos “brain break” se pueden encontrar en el sitio web de ” Let’s Move! Active Schools”, parte de la iniciativa de la Sra. Obama” Let’s Move!”.

“No hemos perseguido conscientemente esto como un programa de ejercicios”, dice McQuigg. “Esta es una generación digital que espera estar entretenida, y creemos que podemos hacer más bien en conseguir que se muevan si se entretienen”.

Por ejemplo, los videos de GoNoodle tienen niños que corren al lado de sus mesas en una carrera de obstáculos virtual o que copian movimientos de danza.

Joseph E. Donnelly, profesor de medicina y director del Centro de Actividad Física y Control del Peso del Centro Médico de la Universidad de Kansas, dice que una de las cosas buenas de que los niños sean más activos físicamente en las aulas es que todos se están moviendo al mismo tiempo

“En las clases de educación física, hay un montón de tiempo en el que estar de pie, un montón de minutos de los niños esperando para hacer una actividad, y a veces los niños sólo se mueven durante unos 15 minutos durante una clase de 50 minutos”, dice el Dr. Donnelly, coautor de una declaración sobre los efectos de la actividad física y el rendimiento académico en los niños que fue publicada el año pasado por el Colegio Americano de Medicina Deportiva. “Si haces movimiento en clase unas cuantas veces al día, eso puede sumar por lo menos 60 minutos más de movimiento por semana”.

Lindsay DiStefano, profesor asociado en el departamento de kinesiología de la Universidad de Connecticut, dice que el país (EEUU) debería hacer un importante cambio hacia la apreciación de los beneficios de la actividad física en el aula.

“En 1961, el presidente Kennedy dijo que los niños en la escuela necesitan actividad física para prosperar, pero en los últimos 20 años, el péndulo ha cambiado completamente de manera opuesta porque las escuelas están sintiendo la presión para que los estudiantes hagan bien las estandarizadas”, dijo DiStefano . “No estamos pensando en el niño como una persona entera, en cómo la actividad física les ayuda a sobrellevar el estrés de la escuela y en realidad los beneficia en el aula”.

Artículo anterior

ENTRENAMIENTO DE LA LECTURA EN CASA, LETRA IMPRENTA P-L-S-T-M-D-N

Siguiente artículo

IDEAS Y JUEGOS PARA MOVERNOS EN LA TABLA DEL 100

No comentado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *